Bolas Para Hámsters

Tabla de Contenidos

Bola Para Hámster

Poseer un hámster es una gran manera de disfrutar de los beneficios de tener una mascota. Los hámsters no sólo son lindos, sino que también son muy entretenidos y muy divertidos si se les proporciona todo lo que necesitan.

La clave para tener una gran experiencia como dueño de un hámster, es que trates y cuides a tu hámster apropiadamente y que te asegures de que estén contentos, sanos y entretenidos. 

¿Por qué comprar bolas de Hámsters?

Una de las mejores maneras de asegurarse de que tus preciosos Hámsters son felices, están sanos y entretenidos es comprar una bola de hámster. Las bolas para  hámster son una gran manera de hacer que tu hámster haga ejercicio.

Al mismo tiempo, también le proporcionarán algo de entretenimiento. Pero recuerda que las mascotas no son juguetes. Son criaturas vivientes que sienten dolor y malestar. Usa tu bola de hámster con cuidado y trata a tu hámster con el respeto que se merece como ser vivo.

Consejos para un buen uso de la pelota de Hámster

Si quieres comprarle a tu linda mascota una pelota de ejercicio, sigue estos sencillos consejos de seguridad para mantener a tu hámster feliz y saludable.

1- Compra la bola hámster con el tamaño adecuado para tu hámster. Una pelota de ejercicio grande para un hámster sirio puede ser demasiado pesada para que un hámster enano la maniobre y la pueda mover con facilidad. Del mismo modo, la regla del diámetro mínimo de 19 cm para los hámsters sirios adultos se aplica tanto a las pelotas de ejercicio como a las ruedas de ejercicio.

2- Mantén limpia la “hámster bola”. Limpia la bola después de cada uso, y lávala y sécala bien entre una sesión y otra si va a ser usada por diferentes hámsters.

3- Utiliza cinta adhesiva para asegurar la tapa de la rueda de hámster para mantenerla cerrada. Los hámsters son muy buenos abriendo bolas de juego, y si no tienes cuidado, tu hámster se escapará de la pelota y saldrá corriendo.

4- Bloquea las escaleras y otros lugares donde el hámster pueda resultar gravemente herido. Nunca se debe permitir que un hámster, dentro de una pelota de juego, se acerque a cables eléctricos o a posibles caídas. Los lugares donde el hámster se atascará, como donde el suelo desnudo se encuentra con alfombras gruesas, también deben ser controlados.

5- Debes tener en cuenta que aunque sea muy bueno y necesario el ejercicio tiende a  deshidratar a tu pequeña mascota. No pongas a tu hámster en la bola durante  más de 20 a 30 minutos. Si parece feliz y vigoroso, puedes dejarlo jugar hasta una hora. Pero no permitas  que tu hámster se quede en una pelota de ejercicio más tiempo.

6- ¿Cómo sabrás si tu hámster está cansado o simplemente no le gusta la experiencia de jugar con la bola hámster de ejercicio? Si tu hámster deja de moverse y se sienta en la bola cuando entra, es posible que no le seduzca mucho este juguete para hámster y quieras probar otros tipos de juego de hámster.

 

Además de Bolas para Hámsters, en nuestra tienda online también podrás encontrar: